El cuerpo de un email

En el cuerpo de un email se debe exponer la oferta o la información que quieres transmitir. Los mensajes deben de ser claros y directos, el receptor debe leer lo que vendes o lo que comunicas de una manera rápida y que no le suponga un sobre esfuerzo, sino no lo leerá. Se debe usar un lenguaje coloquial, sin ser vulgar, de esta manera creamos una nexo de unión con el receptor, debe ser una comunicación cercana y fácilmente entendible, nada de tecnicismos.

El mensaje debe ser muy visual, de texto debe haber lo estrictamente necesario, no leerán parrafadas ni testamentos. También se debe evitar el parecer exageradamente comercial, si en tu comunicación se percibe que lo único que te interesa es vender, no venderas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *