¿Está acabado el Email?… ¡NO!

El email desde hace 12 años ha sido el soporte principal a la hora de comunicarnos con personas de todo el mundo. Con la llegada de esta era digital, sobre todo por las redes sociales, muchos son los que auguran que el final del email es inminente.

Sin embargo, no es lo que dicen las encuestas según McKinsey & Company. Según este reciente estudio la salud de los correos electrónicos sigue siendo buena, los marketeros son más creativos y el contenido de los emails cada vez es más ingenioso, además, se han sabido adaptar a los nuevos avances en los medios de comunicación y en la tecnología.

Este informe deja claro que el 91% de los estadounidenses usan el correo electrónico a diario, sigue siendo el medio más utilizado para captar cliente, y nos transmite muchas más seriedad y compromiso que un mensaje por facebook o twitter.

2013 fue muy significativo para el correo electrónico ya que con el aumento de adquisición de smartphones se abrieron mas cuentas de correo a través de ellos.

El informe recalca la importancia de innovar en este terreno y que el email marketing siga siendo líder a la hora de crear estrategias de marketing.

El estudio nos da 3 pautas a tener en cuenta en el futuro del correo electrónico:

1. Aumento de los dispositivos móviles

A finales del cuarto trimestre de 2013 más del 55% de todo el correo electrónico fue abierto desde dispositivos móviles, lo que ha hecho que este dispositivo sea el principal receptor de los emails.

2.  Listas de correo saturadas y usuarios inactivos

Quizás este sea uno de los problemas principales a los que tienen que enfrentarse los “marketeros”. Las listas de correo deben ser actualizadas y “limpiadas”, muchos usuarios dejan de utilizar estos correos y todos os mensajes que enviemos caerán en saco roto. Una manera de estimular esto sería hacer ver a esos usuarios inactivos la importancia del email y hacer que reactiven su cuenta.

3. Problemas de privacidad

Hay que entablar diálogo entre la marca y los receptores de los mensajes, esto permitirá a los “marketeros” recoger información proactiva de sus subscriptores.

 

Telefonía móvil – Líderes en apertura de emails

Un estudio elaborado por Yesmail Interactive afirma que el futuro del email marketing está en los teléfonos móviles como soporte. En la actualidad, con el avance tecnológico en relación a telefonía móvil, muchos (si no todos) usuarios tienen un smartphone desde donde realizan la mayoría de las operaciones digitales. El teléfono móvil se ha convertido en accesorio obligatorio cuando sales de casa, se ha convertido en algo indispensable y esto ha hecho que las empresas centren sus energías en desarrollarse dentro de este nuevo modelo de negocio.

Este estudio afirma que el futuro de los correos electrónicos esta en el teléfono móvil, tanto para la redacción como para la apertura. En el último trimestre la visualización a través de estos dispositivos ha aumentado un 5%, alcanzando un 55% del total. Los ingresos procedentes de estos soporten suponen un 52% de crecimiento, mientras que los ordenadores se quedan en un 18%.

Los usuarios que abren los emails desde su teléfono móvil ha aumentado un 64%, solo de correo electrónico, mientras que desde los ordenadores solo aumentaron un 5%.

Este gran crecimiento también es debido a que cada vez son más los usuarios que pueden permitirse un smartphone con acceso a internet y a las tablets, que han supuesto un 65% más, respecto a trimestres anteriores.

Las compras desde dispositivos móviles y tablets también han experimentado un gran aumento.

El único problema que se presenta en relación a este nuevo modelo de negocio es el hecho de que la mayoría de empresas, aunque consideran que sería muy fácil de ejecutar, no cambian nada de los mensajes para adaptarlos a los móviles, y eso entorpece el aumento.

En definitiva, hay que adaptar los emails y las comunicaciones para que se puedan leer perfectamente en el formato móvil ya que crea mucho rechazo en el usuario consultar un email desde su dispositivo móvil y que esté todo descuadrado y sea sucio e inteligible.